Teteras de hierro fundido en nuestra tienda


Gozan de muchísima popularidad en Oriente y Occidente.

Las teteras de hierro fundido gustan por sus formas atractivas en cuanto a diseño y la durabilidad que ofrecen. Forman parte de los accesorios preferidos de los amantes del té y son uno de los productos que más se venden en nuestra tienda. Hoy queremos contarte algunos de sus secretos.

Un poco de historia

El origen de las teteras de hierro se remonta a la antigua China, cuando se hizo necesario crear un recipiente cerrado para dejar las hojas de té infusionadas en agua caliente, durante la dinastía Ming.

Anterior a ello, los chinos preparaban el té en agua hirviendo y recipientes destapados. Se fabricaban con diversos materiales como barro y porcelana, esta última, la famosa porcelana china, distinguida por su calidad y estética, aunque a lo largo de la historia de las teteras se incluyen otros materiales como plata, hierro, vidrio, bronce o cerámica.

Con el tiempo los chinos exportaron su invento a otros países, entre ellos Japón, donde pasó a ser un utensilio básico en la ceremonia del té y un símbolo de la fortaleza y la unidad del mundo. De hecho, en el país nipón las teteras hechas con hierro han tenido un largo recorrido.

Otro de los destinos fue Europa, donde los ingleses comenzaron a fabricar en el siglo XVII porcelana para sus teteras, convirtiéndose en una de las más famosas y distinguidas del mundo. Las de origen árabe, por su parte, han destacado siempre dentro de los tipos de tetera por su diseño estilizado y llamativa belleza, fabricadas por lo general en plata o bronce. Actualmente las teteras se presentan con diseños muy diversos, igual que sus materiales, aunque las hechas con hierro fundido tienen mucha demanda por su perdurabilidad. Cómo usar tu tetera de hierro

Ventajas de las teteras de Hierro fundido

Las teteras de hierro ofrecen unas cuantas ventajas frente a otras teteras: conservan mejor que la porcelana o la cerámica el calor de tu bebida, y lo más importante, pueden llegar a durar toda la vida si las cuidas bien. Lo primero que debes mirar al comprar una es que su interior esté esmaltado para prevenir la oxidación.

En nuestra tienda por ejemplo, todas las teteras que vendemos están esmaltadas. Por lo general, en el mercado encontrarás dos tipos de teteras, las fabricadas en China o las hechas en Japón. Estas últimas se caracterizan por tener mejores acabados y mejores materiales, aunque también su precio es bastante superior.

Consejos de Uso

Una vez comprada, toma en cuenta estos consejos de uso:

1- Antes de empezar a usar la tetera, enjuágala con agua hirviendo. De esta forma, además de limpiarla de impurezas, calentarás el metal para evitar un rápido enfriamiento del agua de la infusión.

Aunque se supone que puedes poner estas teteras en el fuego para calentar directamente el agua, no es recomendable hacerlo si quieres que te dure más ya que podría perder el color exterior.

2- Calienta en un hervidor y pon el agua en tu tetera.

3- No uses jabones para su lavado, basta con agua caliente.

4- Jamás introduzcas estropajos en su interior, correrás el peligro de arañar el esmalte haciendo salir el óxido del hierro.

5- Si lo anterior llegara a ocurrir, que el esmalte interior de la tetera quedara arañado haciendo salir el óxido, no te preocupes, limpia con un cepillo y sigue usándola. Con el tiempo, los taninos del té irán creando una pátina que cubrirá dicha zona.

6- No dejes té en el interior de la tetera durante todo el día porque se fermentará, además de que la bebida perderá todas sus propiedades y sabor.

7- Lávala con agua al terminar de usarla.

La importancia de un buen Té

A la hora de hacer té en tu Tetera de hierro, no te olvides de ciertos detalles respecto al té o infusión que vayas a tomar:

a) Compra hojas de buena calidad para garantizarte una bebida con un delicioso sabor y con todas sus propiedades.

b) Toma en cuenta los periodos de infusión, ya sabes que cada tipo de té tiene su tiempo y es uno de los aspectos más importantes a la hora de tomarlo.

c) Otro aspecto determinante es la temperatura del agua. Como lo anterior, cada té tiene su temperatura ideal, incluso algunos tipos, si son sometidos a un calor excesivo, pierden considerablemente su aroma y sabor.

d) Y, por último, algo que no viene en las guías de preparación ni es obligatorio, pero nosotr@s te lo recomendamos porque tenemos comprobado que es muy conveniente: toma tu té tranquil@ y con un estado de ánimo positivo; hacerlo no resuelve tus problemas diarios pero te hará ver la vida de otra manera.

Si eres un amante del té (si estás leyendo esto probablemente lo serás), te recomendamos que elijas una buena tetera de hierro que te acompañe toda tu vida. Disfrútala.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *